seguidores

EMISORA LA SALSA DE JUAN MANUEL




Free Shoutcast HostingRadio Stream Hosting

domingo, 23 de enero de 2011

kako y su combo -cantan: julin llano, chivirico, camilo azuquita y meñique



  1. el candado y la llave
  2. Despierta Rumbero
  3. asi se baila mi rumba
  4. mi guaguanco
  5. Las Nenas Del Barrio
  6. la lengua
  7. la fiera
  8. El Jaleo
  9. las nenas del barrio
  10. lamaquina y el motor
  11. el doloroso
  12. volo volo
  13. pita el tren
  14. la mujer que yo quiero
  15. la chica del barrio obrero
  16. la gente donde yo vivo
  17. descarga panama
  18. del agua brava
  19. el son montuno
  20. cabio sile
  21. los dicharachos
  22. mañana y sabor
  23. negro soy

Francisco Bastar o ‘Kako’, como fue conocido en el ambiente musical, nació el 21 de junio de 1936 en Puerto Rico y desde muy pequeño, cuando apenas contaba con siete años de edad, dejó ver sus inclinaciones artísticas.

Aunque los tambores no fueron quienes sedujeron en primera instancia a ‘Kako’, el baile fue quien logró captar la atención del joven que se crió en El Viejo San Juan, en compañía de su hermana Ana Luisa y con quien empezó a despuntar en el arte dancístico.

Kako BastarSi bien ‘Kako’ tuvo un excelente desempeño como bailarín entre los siete y diez años de vida, poco a poco su otra pasión afloraba, alentada de la mano de su madre Eugenia Ramos, quien además de bailarina fue percusionista de una agrupación femenina en la isla de Puerto Rico para la década de 1920.

De esta manera, el niño que ya tenía clara su incursión en el mundo artístico dejó de lado el baile como profesión para dedicarse por completo a la percusión, siendo esta última una buena excusa para relacionarse con algunos de los músicos más desarrollados de la época y con quienes en un futuro serían los protagonistas del movimiento musical, como Rafael Cortijo.

Aunque la oposición de su padre Don Francisco Bastar, ante de la idea de ser músico siempre estuvo presente, ‘Kako’nunca desistió ante su sueño de lograr ser una figura de la música que compartiera escenario con los mejores artistas del momento.En aras de lograr un buen desempeño en la interpretación de los instrumentos de la percusión, ‘Kako’ no descuidó sus estudios musicales y fue precisamente en su Isla del encanto, donde se preocupó por apropiarse fielmente de los ritmos folclóricos de Puerto Rico como la bomba y la plena, siendo esta una herramienta de valor incalculable para su proyección musical a mediano plazo.

Producto de la separación de don Francisco y doña Eugenia, ‘Kako’ llega a la ciudad de New York en 1952, con 16 años de edad, en compañía de su madre, sus hermanas Tití, Ana y Nydia y con una maleta cargada de sueños e ilusiones por despuntar en el ambiente musical latino, que ya para la década del 50 predominaba en el mercado americano.Como buen ‘negro chévere’, ‘Kako’ con su talento y personalidad comenzó a darse a conocer entre los músicos de New York y en un corto periodo de tiempo, este boricua en el año 1957 logró ubicarse como bongosero en una de las mejores agrupaciones que existían en la ciudad, la del tresista cubano Arsenio Rodríguez, propietario de una de las bandas de son más populares de la época.

El buen desempeño y la exposición musical que ‘Kako’ alcanzó en la agrupación del maestro del tres cubano, le sirvió para ser tenido en cuenta por otros músicos de renombre de la época como Frank Raúl Grillo ‘Machito’, Belisario López y el mismo Tito Puente. Pero aún con los logros alcanzados hasta ése momento, era claro que las ambiciones y atrevimientos musicales de ‘Kako’ Bastar no tenían límites, pues siempre tuvo claro que nació para ser líder y en virtud de ello, en 1955 organizó su propia orquesta en un país ajeno a sus raíces, contando con el respaldo de sus músicos y obteniendo gran aceptación en el mercado local e internacional.

Ya para 1958, ‘Kako’ había alcanzado grabar con su orquesta para el sello Alegre Records y no fue hasta principios de la década del 60, que éste percusionista alcanzó el primero de sus trabajos como solista.

Con una madurez musical más definida y dueño único de un estilo para interpretar cualquiera de los instrumentos de la percusión latina, ‘Kako’ emprendió junto a otro de los grandes de la música antillana, el pianista Charlie Palmieri, un proyecto ambicioso que acaparó la atención de los melómanos de aquella época -y hasta la de los actuales-, la Allegre All Stars, donde se consolidó también como un músico visionario, cazador y descubridor de los mejores talentos.Sin dejar de lado su evolución musical, realizó otros trabajos que lo ubicaron en la cúspide de su carrera, entre ellos el logrado en el junte musical con su amigo Ismael Rivera, y por supuesto, sus trabajos como líder de orquesta junto a cantantes como Miguel Barcasnegras ‘Meñique’, Camilo ‘Azuquita’, Carlos Santos y ‘Totico’, entre otros.

Revisar la obra musical de Francisco ‘Kako’ Bastar más que tiempo, requeriría de una completa disposición mental para dejarse pasear por los exquisitos pasajes percusivos contenidos en sus producciones; creados por un‘bailarín’que aún desde el instrumento de percusión que éste interpretara, nunca dejó de pensar precisamente en lo qué para él siempre fue el objetivo de la música: el bailador.

Cumplida ya una década desde el momento en que un infarto le robó la vida a este percusionista puertorriqueño el 29 de julio de 1994, el legado musical de ‘Kako’ sigue siendo objeto de estudio por parte de muchos profesionales en la materia y claro está, de su mejor alumno:su hijo Richie Bastar Izurieta.

descargalo aqui: http://www.mediafire.com/?c169q5wyc4jm095